Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Acepto | Más información

Preguntas frecuentes

Compartir en redes sociales

LEY DE TRANSPARENCIA

La ley de transparencia de España es una norma que tiene como objetivo reforzar el derecho de ciudadanas y ciudadanos a acceder a la información sobre actividades públicas.
Su nombre completo es Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno. Se publicó en el Boletín Oficial del Estado el 10 de diciembre de 2013.
La ley entra en vigor en dos momentos: el título de Transparencia y el del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno al año de su publicación en el Boletín Oficial del Estado y el título de Buen Gobierno al día siguiente.

 

PORTAL DE TRANSPARENCIA

La ley obliga a la creación de esta herramienta, para publicar la información obligatoria por ley, así como la solicitada de forma más frecuente por la ciudadanía.
La ley obliga a actuar con transparencia, imparcialidad, igualdad de trato y diligencia a responsables de las administraciones públicas y entidades del sector público estatal.


QUE ENTIDADES AFECTA

La ley afecta, entre otras, a entidades como la Administración General del Estado, la de las comunidades autónomas, Ceuta y Melilla administraciones locales. También a la Casa Real, el Congreso, el Senado, el Tribunal Constitucional, el Banco de España, el Defensor del Pueblo, agencias estatales, entidades públicas empresariales, entidades gestoras de la Seguridad Social, fundaciones del sector público, etc. Se incluye a sociedades mercantiles en las que participen entidades públicas con un capital superior al 50%. Sin embargo, no todas tienen las mismas obligaciones.


PUBLICIDAD ACTIVA

La ley obliga a las administraciones públicas a difundir información relevante y actual sin que la ciudadanía se la solicite.

Se debe publicar en sedes electrónicas o páginas web. Esa información debe ser:

  • Periódica.
  • Actualizada.
  • Clara.
  • Gratuita.
  • Estructurada.
  • Entendible.
  • Accesible universalmente, es decir, comprensible también, por ejemplo, para personas con discapacidad intelectual.
  • De calidad.
  • Identificable.
  • Localizable.
  • Que funcione en varios sistemas.
  • Dispuesta formatos reutilizables, es decir, formatos con los que las personas puedan fácilmente realizar búsquedas, selección y elaborar obras derivadas.


QUE INFORMACIÓN SE DEBE PUBLICAR ACTIVAMENTE

Las entidades a las que se le aplica esta publicidad activa deben difundir información como la siguiente:

  • Información relativa a sus funciones y estructura.
  • Organigrama, perfil y trayectoria profesional de sus responsables.
  • Contratos, su objeto, duración, importe, procedimiento, etc.
  • Estadísticas del volumen presupuestario de contratos.
  • Relación de convenios suscritos, indicando también su objeto, duración, obligaciones, etc.
  • Subvenciones y ayudas públicas concedidas.
  • Presupuestos, describiendo las principales partidas.
  • Cuentas anuales e informes de auditoría y fiscalización.
  • Retribuciones de las personas con mayor responsabilidad.
  • Declaraciones anuales de bienes y actividades de representantes locales.

Concretamente para las Administraciones Públicas:

  • Planes y programas anuales y plurianuales y medios previstos para su ejecución, indicadores de valoración, grado de cumplimiento y resultados.
  • Anteproyectos de Ley, proyectos de Decretos Legislativos cuya y proyectos de Reglamentos iniciativa les corresponda.
  • Relación de bienes inmuebles de su propiedad.


TUS DERECHOS EN MATERIA DE TRANSPARENCIA

  • Derecho a la publicidad activa. Consiste en el derecho de cualquier persona a que los poderes públicos publiquen, en cumplimiento de la Ley, de forma periódica y actualizada, la información veraz cuyo conocimiento sea relevante para garantizar la transparencia de su actividad relacionada con el funcionamiento y control de la actuación pública.
  • Derecho de acceso a la información pública. Consiste en el derecho de cualquier persona a acceder, en los términos previstos en la Ley, a los contenidos o documentos que obren en poder de cualesquiera de las personas y entidades incluidas en el ámbito de aplicación de la presente Ley, y que hayan sido elaborados o adquiridos en el ejercicio de sus funciones.
  • Derecho a obtener una resolución motivada. Consiste en el derecho de la persona solicitante a que la resolución que inadmita a trámite la solicitud de acceso, deniegue el acceso, conceda el acceso parcial o a través de una modalidad distinta a la solicitada, y las que permitan el acceso cuando haya habido oposición de una tercera persona interesada, sean motivadas.
  • Derecho al uso de la información obtenida. Consiste en el derecho a utilizar la información obtenida sin necesidad de autorización previa y sin más limitaciones de las que deriven de esta u otras leyes.


TUS OBLIGACIONES EN MATERIA DE TRANSPARENCIA

  • Ejercer su derecho con respeto a los principios de buena fe e interdicción del abuso de derecho.
  • Realizar el acceso a la información de forma que no se vea afectada la eficacia del funcionamiento de los servicios públicos, concretándose lo más precisamente posible la petición.
  • Respetar las obligaciones establecidas en la normativa básica para la reutilización de la información obtenida.
  • Cumplir las condiciones y requisitos materiales para el acceso que se hayan señalado en la correspondiente resolución cuando el acceso se realice de forma presencial en un archivo o dependencia pública.